Serie de publicaciones en el blog sobre el programa Voz y Liderazgo de las Mujeres 2.0: el Women Fund Tanzania Trust

Serie de publicaciones en el blog sobre el programa Voz y Liderazgo de las Mujeres 2.0

Primera parte: el Women Fund Tanzania Trust 

Nuestra nueva serie de publicaciones permitirá a nuestra audiencia conocer la labor de los fondos de mujeres en acción. Los fondos de mujeres de todo el mundo, encargados de implantar el programa Voz y liderazgo de las mujeres de Canadá, están demostrando ser una baza feminista estratégica a la hora de dotar de recursos a las organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres y del colectivo LBTQI+. 

Como expusimos en nuestra publicación de apertura, el poder que caracteriza a los fondos feministas reside en sus estrechos vínculos y en su arraigo a los movimientos a los que apoyan. Estos incluyen a grupos ostensiblemente infradotados, tales como las comunidades LGBTQI, indígenas y de trabajadores sexuales. Los fondos de mujeres también aportan un enfoque interseccional al apoyar a las comunidades más marginalizadas, cuya experiencia vivida, conocimientos y pericia son cruciales para promover la justicia de género.

Pero, ¿cómo es esto en la práctica? 

En esta primera entrega, vamos a viajar a Tanzanía para descubrirlo.

El Women Fund Tanzania Trust (WFT-T) es un ejemplo de los sólidos y peculiares mecanismos de los fondos feministas para implantar los proyectos del programa Voz y Liderazgo de las Mujeres y brindar un apoyo más eficaz a las mujeres a las que sirven. 

La misión del WFT-T es conseguir en Tanzanía una sociedad en la que las mujeres puedan desarrollar todo su potencial y tener una participación plena en la transformación de sus comunidades en aras de alcanzar el empoderamiento y la justicia social. Lo consigue mediante la concesión de subvenciones, el refuerzo de las capacidades, la creación estratégica de alianzas y la movilización de recursos. 

Presentación del libro sobre la historia en femenino durante la celebración del 15.º aniversario del WFT-T

Rose Marandu, directora ejecutiva del WFT-T, compartió su visión de este fondo fiduciario y de cómo logra que su concesión de fondos y su apoyo llegue a los colectivos más marginalizados. Apuntó lo siguiente:

En general, las entidades de financiación tradicionales han pasado por alto a las organizaciones de defensa de derechos de las mujeres, los grupos marginalizados y a quienes sufren exclusión y marginalización interseccional. Esto incluye a las organizaciones o grupos comunitarios de defensa de derechos de las mujeres, a activistas particulares, a las comunidades indígenas, a las trabajadoras sexuales y a la comunidad LGBTQI. No obstante, los tres últimos son los grupos más infrafinanciados.

El WFT-T colabora con estos grupos mediante la concesión de subvenciones y el refuerzo de las capacidades que beneficia a su labor, a las organizaciones con las que trabajan, a las personas LGBTQI y a las trabajadoras sexuales. Hemos tenido que emplear la creatividad en su financiación, ya que su trabajo es ilegal dentro de nuestro ordenamiento jurídico. Además, colaboramos constantemente con otras entidades para defender el aumento de la financiación a la labor de estos grupos en pro de la justicia, una labor que es ignorada y cuya visibilidad e incidencia cuentan con una financiación muy escasa o inexistente

El trabajo del WFT-T con grupos marginalizados se basa en dos pilares clave. El primero es la importancia de la confianza y el liderazgo mutuos. Ello garantiza que la toma de decisiones se ajusta a las realidades de las comunidades a las que sirven. 

La confianza y el liderazgo mutuos se manifiestan en la concesión de subvenciones participativa del WFT-T, un marco que también ha hecho suyo el Fondo de Igualdad. Los modelos participativos velan por que la toma de decisiones sea un esfuerzo colectivo emprendido por las propias comunidades. Este modelo no competitivo supone poner en cuestión los modelos de concesión de subvenciones tradicionales fundamentados en la carestía, al poner en el centro valores feministas como la colaboración y la solidaridad. Rose lo explica así:

El modelo de financiación del WFT-T sigue un enfoque participativo que comienza en la fase de toma de decisiones, en el dónde y a quién destinamos los fondos. Para ello nos regimos por un estudio preliminar realizado por una selección de actores del movimiento. Un comité de concesión de subvenciones, compuesto por especialistas del movimiento feminista, selecciona las organizaciones beneficiarias e intervenciones que financiamos. El WFT-T también concede subvenciones a escala local y para promover la creación de movimientos estratégica en el plano nacional. Estos enfoques son complementarios y se retroalimentan, ya que buscan consolidar los movimientos feministas y su poder de organización colectiva a escala local y nacional

Fotografía de Boniphace Elias. Diálogo comunitario en la aldea Kebale, en el distrito de Magu

El segundo pilar del WFT-T consiste en usar la colaboración y la creación de redes para alcanzar los objetivos feministas más allá de las comunidades a las que sirve. Gracias a la creación de redes, las organizaciones conectan sus esfuerzos de trabajo colectivo locales, nacionales y globales sobre temas que trascienden las fronteras, lo que garantiza que los proyectos no se ejecuten de forma aislada. Rose resalta lo siguiente: 

El Women Fund Tanzania Trust ha participado en diversas plataformas, diálogos y compromisos en el marco de las conversaciones actuales sobre cómo transformar los ecosistemas de financiación. Hemos colaborado con otros fondos de mujeres a escala global gracias a Prospera (una red internacional de fondos de mujeres), a escala continental gracias a la Pan African Philanthropic Network y la East Africa Philanthropic Network, y a escala local gracias a la Tanzania Philanthropic Organization

En consecuencia, el WFT-T está contribuyendo al esfuerzo colectivo por aumentar los recursos destinados a las organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres y a movimientos feministas que no suelen tener acceso a ellos. Rose destaca la importancia de los fondos de mujeres como el WFT-T, cuyo objetivo es generar un cambio transformador en la sociedad a la que pertenecen:

Nuestra misión principal es apoyar al movimiento feminista con financiación y fomento de las capacidades para generar un cambio transformador, cuyo objetivo último será crear una nación basada en la justicia social. En definitiva, alcanzar la justicia social significa erradicar el patriarcado y otras estructuras sociales opresivas, promover la transformación y minar la influencia de las normas, valores y marcos jurídicos tradicionales

El planteamiento excepcional del WFT-T para la concesión de subvenciones y el trabajo en el seno del ecosistema feminista es sostenible y eficaz. Gracias a su sistema de trabajo participativo y colaborativo, su repercusión va más allá de sus beneficiarias directas, ya que genera un cambio transformador cimentado en una justicia social sostenible.

A continuación… La segunda parte de la serie

Habida cuenta de su amplio impacto, resulta útil comprender la historia de los fondos de mujeres contemplando varias perspectivas. 

En la segunda parte de esta serie, viajaremos a Antigua y Barbuda para conocer a una organización que recibió el apoyo de los fondos de mujeres. A través de sus ojos y sus palabras, aprenderemos cómo los recursos, la confianza y las alianzas con los fondos de mujeres pueden impulsar nuestra labor en momentos decisivos.

Continue Reading

Move with Us

Support the Equality Fund’s work worldwide

Accelerate the power of women, girls, and trans people everywhere.
Donate Now